Todos los demás

Excepto “El mundo de los muñecos”, todas estas colecciones son de cuentos de hadas clásicos, aunque a veces incluyen otro tipo de cuentos como El negrito Sambo. de “Cuentos animados I” y adaptaciones de novelas infantiles como Pinocho, Peter Pan o Alicia en el País de las Maravillas. Sin embargo, en la colección “Muñequitos” de Sigmar hay algunos títulos más acordes con los de la colección de la Librería Rodríguez. Me refiero a: Feliz cumpleaños, ¿Qué hora es?, Jugando con el ABC, Cachorros y Diez indiecitos.


Este último es, como dice la edición en inglés, “a counting rhyme”, o sea un texto escrito en verso para enseñar a contar. También está escrito en verso Jugando con el ABC, que enseña el abecedario. Los poemas son de Julia Daroqui y se nota que, para mantener la calidad del texto rimado, tuvo que incurrir en algunas incongruencias con las ilustraciones, especialmente en el del ABC: se menciona la Ñ que en la ilustración no existe. Lo destaco porque mis hijos siempre me preguntaban el motivo de su ausencia.


Cachorros  hace un recorrido por los animales bebés de una granja. Es similar a Gatitos y Perritos, de “El mundo de los muñecos”, pero a los chiquitos les gusta más porque está narrado como un cuento. ¿Qué hora es? narra la rutina diaria de un niño y muestra los relojes con la hora correspondiente; Feliz cumpleaños cuenta los preparativos y el desarrollo de una fiesta de cumpleaños. Ya no se mandan las invitaciones por correo, pero la emoción del momento de soplar las velitas sigue intacta.
           



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada